Los datos que escuecen al feminismo

Arte, historia, filosofía, religión y otras humanidades
Responder
Avatar de Usuario
Malandro
Becario
Mensajes: 343
Registrado: 15 Mar 2019 02:06

Los datos que escuecen al feminismo

Mensaje por Malandro » 16 Mar 2019 18:09

España ha registrado 1,7 millones denuncias con la Ley de Violencia de Género, pero sólo el 23% acaba en condena.


Los datos que se suelen aducir para sustentar tal afirmación es que, por un lado, las denuncias por violencia de género no dejan de crecer, mientras que, por otro, el número de condenas es muy superior al de absoluciones (63% frente a 37%), pese a que la mayoría de los casos no llegan a juicio.

Vayamos ahora a los datos, y, más concretamente, a los informes que elabora anualmente el Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), donde se recogen tanto las denuncias presentadas como su terminación concreta en los juzgados.

Desde finales de 2004, momento en el que entra en vigor la Ley de Violencia de Género se han presentado un total de 1,69 millones de denuncias relacionadas con esta materia (una media de casi 130.000 denuncias al año). De esa cifra global, los juzgados han resuelto 1,23 millones de casos (73,1%), mientras que las 454.000 restantes (26,9%) no han alcanzado ningún tipo de resolución concreta (sobreseimiento, archivo, absolución o condena por el tribunal competente). Los datos oficiales arrojan el siguiente cuadro:
  • El 26,9% de las denuncias no alcanzan ninguna resolución concreta.
  • El 36,2% son denuncias sobreseídas o archivadas.
  • El 13,7% son sentencias de absolución tras juicio.
  • El 11,6% son condenas en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer (JVM).
  • El 11,4% son condenas en los Juzgados de lo Penal (J. PEN).
  • El 0,2% son condenas en la Audiencia Provincial correspondiente (AP).
Imagen

La primera gran conclusión, por tanto, es clara: tan sólo el 23,2% de las denuncias presentadas por violencia de género acaban en condena, mientras que el 76,8% restante terminan sin resolución, archivadas, sobreseídas o con una sentencia absolutoria por parte de los tribunales. Así pues, el 77% de los denunciados acaban resultando inocentes o, si se prefiere, no culpables -todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario mediante condena firme, tal y como exige la ley y el Estado de Derecho-.

Imagen

Y si se excluyen las denuncias no resueltas (27% del total), el resultado que arrojan las resoluciones judiciales es el siguiente:
  • El 49,5% de las denuncias son sobreseídas o archivadas por carecer de indicios probatorios.
  • El 18,7% son absoluciones tras concluir el juicio.
  • Y el 31,8% restante son sentencias condenatorias tras su enjuiciamiento.
Así pues, del total de denuncias que concluyen con una resolución específica tras ser valoradas y juzgadas por la instancia correspondiente, el 68,2% (unos 840.000 casos) arrojan un dictamen de inocencia, ya sea por archivo y sobreseimiento (610.000) o por absolución (230.000), mientras que el número de condenas por violencia de género desde 2004 rondan el 32% (casi 392.000 casos).

Dicho de otro modo, de los casos de violencia de género resueltos por los tribunales, tan sólo uno de cada tres termina en condena, y cerca de la mitad resulta archivado o sobreseído por falta de indicios, sin necesidad, por tanto, de llegar a juicio.
"El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero... de los demás".
Margaret Thatcher

Avatar de Usuario
Malandro
Becario
Mensajes: 343
Registrado: 15 Mar 2019 02:06

Re: Los datos que escuecen al feminismo

Mensaje por Malandro » 16 Mar 2019 18:14

La estadística que 'oculta' Trabajo: la discriminación salarial real afecta a menos del 1% de las mujeres
  • Las campañas de la Inspección no han conseguido el objetivo buscado. Apenas hay casos de sueldos diferentes por el mismo trabajo.
En España apenas se produce discriminación salarial por razón de sexo. Menos del 1% de las trabajadoras (en realidad, todo apunta a que la cifra está alrededor del 0,1%) sufren esta situación. Son datos oficiales del Ministerio de Trabajo. Sí, el mismo Ministerio de Trabajo que hace campañas contra la discriminación, se gasta decenas de millones de euros para combatir la brecha salarial y lanza mensajes sobre lo injusto que es que hombres y mujeres cobren diferente por el mismo trabajo. Tienen los datos, pero no los hacen públicos. Quizás porque sería letal para el discurso políticamente correcto.

Que mujeres y hombres cobran diferente (muy diferente) por hacer el mismo trabajo. No es verdad. Las cifras que se usan casi siempre son agregados: medias de salarios de unos y otras que no tienen en cuenta variables como la antigüedad, el sector, la especialidad, el número de horas trabajadas, el puesto...

De hecho, una vez que se meten en la ecuación estas variables, la brecha salarial cae hasta situarse alrededor del 5%, muy lejos de los niveles del 15-25% que se suelen ver en los titulares de prensa. Sin embargo, incluso ese 5% es una cifra discutible, porque no deja de ser una aproximación econométrica: es decir, está calculada con modelos que van incluyendo variables (las que apuntábamos antes: experiencia, horas, sector…) para aislar la diferencia "no observada". El problema es que dentro de esa diferencia puede haber razones reales y muy lógicas que expliquen el margen entre los sueldos.

Por eso, hace ya más de una década, el Ministerio de Trabajo comenzó a realizar inspecciones para buscar y sancionar a aquellas empresas que cometiesen esta discriminación salarial por razón de sexo. Y, efectivamente, encontró algunos casos en los que, de acuerdo a los criterios de la inspección, se estaba produciendo esa situación. El problema es que son muy pocos. Vamos, que no interesa demasiado que se sepa cuántos son. Porque destrozarían el mensaje oficial. Por eso, los Gobiernos (todos, el actual del PSOE y los anteriores de PP y PSOE) han ocultado convenientemente la estadística.

Consultar datos:
https://www.libremercado.com/2019-03-16 ... 276634877/
"El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero... de los demás".
Margaret Thatcher

Responder